Arte, museos y cultura berlinesa

Berlín es famoso por sus numerosas instituciones culturales, muchas de las cuales gozan de fama internacional.  La diversidad y la vivacidad de la metrópoli, su constante cambio de imagen convierten a Berlín en un referente que marca las tendencias culturales europeas junto a París y Londres.

Museos, la alta cultura en Berlín.

Estatuas mesopotámicas del museo más famoso de Berlin, el Pergamon. ©Iñigo Pedrueza.
Estatuas mesopotámicas del museo más famoso de Berlin, el Pergamon. ©Iñigo Pedrueza.

El primer elemento cultural que destaca en Berlín son sus museos. Los museos de la Museumsimsel, la Isla de los Museos, en el centro de la ciudad son un centro cultural increíble con:

El Museo Pergamon, que alberga una extensa colección de la Grecia antigua, antiguo Medio Oriente y el arte y la arquitectura islámica.

El Neues Museum, restaurado y un verdadero ejemplo la nueva museística. Con joyas de las culturas mesopotámicas, egipcia, griega y romana, el busto de Nefetiti, esculturas romanas y sarcófagos egipcios, además de pintura, escultura.

El Bode, con su colección de arte bizantino.

El Altes Museum, con colección egipcia y de antigüedades.

La Alte Nationalgalerie, con pinturas, principalmente alemanas del siglo XIX.

Y por ultimo el Museo Bode. La lista es larga y la visita de todos los museo de la isla nos llevaría varios días.

Los cinco museos de la Isla de los Museos de Berlín, construidos entre 1824 y 1930, son la realización de un proyecto visionario y muestran la evolución del diseño de los museos en el transcurso del siglo XX. Cada museo ha sido diseñado con el fin de establecer una conexión orgánica con el arte que alberga. La importancia de las colecciones del museo – que traza el desarrollo de las civilizaciones a través del tiempo – se ve reforzada por la calidad urbana y arquitectónica de los edificios.

Cruzando el río encontramos el Museo de historia (Deutsches Historisches Museum) y la Universidad Von Humboldt. En frente tras atravesar la Unter den Linden, una de las avenidas más famosas de Berlin, se halla la Bebelplatz, lugar donde los nazis quemaron libros durante la II GM. Un lugar para recogerse y recordar que la razón y el conocimiento  deben primar siempre sobre el populismo y el autoritarismo. Más aún en estos días convulsos.

Muy cerca la Gemaldëgalerie, -una pinacoteca con exposiciones de talla mundial- y miles de pintura europeas desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII. Obras de Durero, Rafael, Tiziano, Caravaggio, Rembrandt y Rubens. Se halla en frente de los Archivos Nacionales, y del edificio de la Filarmónica de Berlín, ambos diseñados por el arquitecto Hans Scharoun y que conforman otro conjunto museísticos el Kulturforum.

Neue Nationalgalerie: en Potsdamer Straße 50, tel. +49 30 266 2951. En el Foro Cultural. Arte en el siglo XX. Este museo alberga exposiciones temporales.

Museum für Naturkunde: Cerca de la estación de tren principal. Museo de Ciencias Naturales con una gran colección de esqueletos de dinosaurios, fósiles y minerales.

Museo de las Culturas Europeas. Es el museo más grande de su tipo en Europa. Se encuentra en el distrito de los museos de Dahlem.

Museo Etnológico: Una vez más uno de los museos más completos del mundo. En el distrito de los museos de Dahlem. Bien merece una visita por su espléndida colección de arqueología precolombina.

Topografía del Terror: Museo al aire libre que documenta el terror aplicado por el régimen nazi. Consta de celdas excavada de la prisión, situadas debajo de un tramo restante del muro de Berlín. Muy necesario no olvidar en los tiempos que corren.

Jüdisches Museum: Situado en Lindenstraße 9-14, tel. +49 30 25993 300. Museo Judío. Extensa información sobre la historia de los Judios en Alemania. Exposición permanente de dos milenios de la historia alemana-judía, cambio de exposiciones y una impresionante arquitectura moderna de Libeskind. Hay un pequeño museo judío no vinculado en la Sinagoga Oranienburger Straße.

Musikinstrumenten-Museo: En Tiergartenstraße 1 (am Kulturforum), 10785 Berlín. Este museo forma parte de la Institución für Staatliches Musikforschung PK y tiene una increíblemente amplia gama de instrumentos históricos.

Medizinhistorisches Museum der Berliner Charité: En Charitéplatz 1, 10117 Berlín. Interesante exposición que traza el desarrollo de los hospitales europeos desde el siglo XIV hasta la actualidad.

El Palacio de Charlottenburg cerca del centro y el de Sanssouci en la ciudad de Postdam, ambos construidos por el rey Federico II el Grande, son magníficos ejemplos del barroco rococo.

Pero hay mucho más ,como los museos que recuerdan la Segunda Guerra Mundial y todas las víctimas de régimen nazi. El Memorial que honra a los judíos asesinados durante el conflicto, se une a otros memoriales que recuerdan a las otras víctimas (gitanos, disidentes, comunistas, homosexuales, enfermos mentales…). La memoria histórica está muy presente en Berlín, algo que debería servir de ejemplo a muchos países.

La visita del parlamento alemana, el Bundestag es gratuita (hay que reservarla aquí) y es toda una lección de democracia. La visita del edificio y de la cúpula restaurada por Norman Foster ha mezclado modernidad, acceso público, simbología democrática e historia. realmente apasionante si le interesa la política, debería interesarle ya que todos somos ciudadanos.

Nueva cúpula del Bundestag, rediseñada por Norman Foster. ©Iñigo Pedrueza.
Nueva cúpula del Bundestag, rediseñada por Norman Foster. ©Iñigo Pedrueza.

Entre los monumentos religiosos destacamos la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, un edificio que muestra las heridas de la II Guerra Mundial. Destruida en su mayor parte, una de las torres se ha convertido en Memorial y templo ecuménico. Se encuentra en la antigua zona oeste en la plaza Breitscheidplatz.

Detrás esta la Catedral de Santa Eduvigis, otro monumento de finales del siglo XVIII encargado por el rey de Prusia Federico II el Grande. Y un poco más al sur en la animada plaza de Gendarmenmarkt junto al bello teatro se encuentra otro bello ejemplo de la arquitectura prusiana del XVIII el Französische Dom. Terraza y gente por todas partes recuerdan más al sur de Europa que a Alemania. Porque Berlín sorprende y muy gratamente.

En la Museumsinsel, la isla de los museos, encontramos la Catedral de Berlín (Berliner Dom) impresionante edificio luterano, situado  a un paso de los grandes museos berlineses. La plaza de Lustgarten a su lado es un lugar concurrido. La zona se encuentra por obras con la creación de nuevos museos. La Iglesia de San Nicolás del siglo XII es uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

Hay que destacar por su belleza, por el peso histórico y por el gran simbolismo a la Gran Sinagoga de Berlin, también en El Centro pero del otro lado del río, en la Oranienburger Strasse.

Sobre la Guerra Fría también hay numerosos edificios y museos. Evidentemente el Muro de Berlín que recorre aún varias zonas del centro y de los barrios de Berlín. Hoy se ha convertido en lugar de recuerdo y explosión de arte. El  Museo de Stasi recuerda como el régimen dictatorial de la RDA controlaba a los ciudadanos. Sus archivos son públicos, para que cada persona pueda consultar los informes que la policía secreta tenía sobre ellos.

Otro lugar con mucha historia es el famoso Check Point Charlie que aparece en numerosas novelas y películas sobre el espionaje durante la Guerra Fría. El Mauermuseum del Checkpoint Charlie, explica todo muy bien.

DDR Museum: Situado  en Karl-Liebknecht-Straße 1, 10178 Berlín. Este pequeño museo justo por encima del río de la Catedral de Berlín. Realmente interesante, con todas las pantallas en Inglés y Alemán, da una buena perspectiva de la vida en la antigua RDA.

Un poco diferente, pero igualmente apasionante es la visita del inmenso antiguo aeropuerto de Tempelhof, un edificio, lleno de historia. Visitas organizadas nos enseñarán una parte de ese alucinante lugar. Las pistas de aterrizaje se han convertido en un grandísimo parque público para todos los berlineses y los visitantes.

Berlin ciudad de arquitectura.

Ya hemos hablado de algunos importantes edificios, pero Berlín es además uno de los centros de la arquitectura contemporánea. En Berlin podemos visitar el museo de los Archivos de la escuela de arquitectura de la Bauhaus. Tan influyente en arquitectura como en urbanismo o mobiliario, la visita es indispensable.

Muchas de las ideas de la Bauhaus se pusieron en practica en algunos barrios de la ciudad como en la Siemenstadt, un barrio diseñado para los obreros de Siemens. Otro ejemplo es la zona de Hansaviertel donde encontramos edificios diseñados por Walter Gropius de la Bauhaus, pero también de Alvar Aalto o Niemeyer.

La torre de televisión, antiguo edificio faro de la RDA, la Berliner Fernsehturm se puede visitar y tener una visión desde las alturas de toda la ciudad. De allí, de la AlexanderPlatz parte la Karl Marx Allee una inmensa avenida con edificios construidos en el estilo socialista de la RDA pero con calidad e interés arquitectónico e histórico.

Y todo esto no es más que un anticipo de todos los monumentos de la capital alemana.

Berlín ciudad de creación artística.

Además de sus decenas de museos la ciudad tiene un escena artística muy diversa, y es el hogar de alrededor de 420 galerías de arte. Los alemanes jóvenes y los artistas internacionales vienen para instalarse en la ciudad, con Berlín se ha consolidado como un centro de juventud y la cultura popular en Europa.

Testimonio de esta ampliación fue el anuncio en 2003 de que el Annual Popkomm, la convenión de la industria musical más grande de Europa, se trasladaría a Berlín después de 15 años en Colonia.  Poco después, la Universal Music Group y MTV también decidió trasladar su sede europea y los principales estudios a las orillas del río Spree en Friedrichshain.

En 2005, Berlín fue otorgado el título de “Ciudad del Diseño” por la UNESCO.

Arte de calle /street art.

Los graffitis y el arte de calle inundan la ciudad alemana. Berlín ha sabido dar valor a toda está expresión artística y hoy muchos fotógrafos y viajes vienen a Berlín sólo para ver el arte urbano. Basta alquilar una bici y recorrer la bici para encontrarse con mil muestras de este arte underground que estaba prohibido y hoy es un referente en Alemania.

Una pista, entre muchos otras: el pequeño callejón de Haus Schwarzenberg en el barrio de Mitte.

Graffiti en la pequeña calle de Haus Schwarzenberg. De todas maneras Berlin es una ciudad de arte urbano. ©Iñigo Pedrueza.
Graffiti en la pequeña calle de Haus Schwarzenberg. De todas maneras Berlin es una ciudad de arte urbano. ©Iñigo Pedrueza.

Música en Berlin.

Gracias a David Bowie, Lou Reed e Iggy Pop, Berlín cobró renombre universal como centro musical de vanguardia a finales de los 70. Después con la llegada del punk y la reunificación el valor musical de Berlín siguió aumentando. Hoy no es exactamente lo mismo pero el número de clubs, festivales y bares con conciertos en vivo es innombrable. No le faltarán citas varias para disfrutar de la noche, la fiesta y la música en Berlín. Toda la ciudad está repleta de sitios interesantes, pero últimamente son los barrios de Prenzlauer, Kreuzberg y Neukölln los que se llevan la palma.

Ramones Museo de Berlín: Este Museo de Berlín Ramones rinde homenaje a la banda de punk The Ramones. Se exhiben más de 300 objetos de recuerdo únicos y originales de los Ramones .

Salas de exposición y galerías de arte.

La vanguardia artística disfruta en Berlín. Las galerías abren y cierran constantemente con mucha innovación y variedad. Más información aquí.

Teatro, música clásica, cine…

Actualmente Berlín es un centro importante en la industria cinematográfica europea y alemana. Es el hogar de más de mil empresas de producción de cine y televisión, 270 salas de cine, y alrededor de 300  coproducciones nacionales e internacionales se filman en la región cada año. Los estudios de Babelsberg y la productora UFA se encuentran fuera de Berlín, en Potsdam.

La ciudad es también el hogar de la Academia de Cine Europeo y la Academia Alemana de Cine. La famosa Berlinale, el Festival de cine de Berlín, una de las citas mundiales del cine de autor ya habla de la importancia del septimo arte en Alemania. Fundada en 1951, el festival se celebra cada año en febrero desde 1978. Muchos cineclubs y festivales uñas pequeños propones contenido difícil de ver en los cines comerciales para regocijo de los berlineses. Además muchos cines clásicos de renombre siguen abiertos a pesar de la crisis de la pantalla grande.

Para más información sobre los Festivales de Berlín, entre en la sección particular.

Obras de teatro y conciertos de música clásica, danza, etc.. completan el contenido cultural de una de las ciudades más vivas de Europa.

Muchas figuras importantes de la música han trabajado en Berlín, entre ellos compositores como Johann Joachim Quantz, Carl Philipp Emanuel Bach, los hermanos Graun, Wilhelm Friedemann Bach, Carl Friedrich Fasch, Johann Friedrich Reichardt, Carl Friedrich Zelter, Friedrich Heinrich Himmel, Vincenzo Righini, Felix Mendelssohn Bartholdy, Spontini, Meyerbeer, Richard Strauss, Arnold Schoenberg, por mencionar sólo algunos. Además, Berlín fue reconocido como el centro de la teoría y crítica musical en el siglo XVIII con personalidades como Friedrich Wilhelm Marpurg, Johann Philipp Kirnberger, Quantz, CPE Bach y cuyos tratados eran leídos en toda Europa.

Berlín tiene tres principales teatros de ópera: la Deutsche Oper, la Ópera Estatal de Berlín, y la Komische Oper. La Ópera Estatal de Berlín en Unter den Linden es la más antigua, que se inauguró en 1742.

La Ópera Cómica (Komische Oper), que tradicionalmente se  ha especializado en operetas, está situado no muy lejos de la Opera del Estado junto a la avenida Unter den Linden. Originalmente abrió sus puertas en 1892 como un teatro y ha estado operando bajo su nombre actual desde 1947.

La Deutsche Oper abrió en 1912 en Charlottenburg. Durante la división de la ciudad desde 1961 hasta 1989 fue la única casa de la ópera importante en Berlín Occidental.

Hay siete orquestas sinfónicas en Berlín. La Orquesta Filarmónica de Berlín es una de las orquestas másimportantes del mundo, y se encuentra en la Philharmonie de Berlín, cerca de la Potsdamer Platz, en una calle que recibe  el nombre de director de orquesta con más años de servicio, Herbert von Karajan. El Konzerthausorchester Berlín fue fundado en 1952 con la orquesta de Berlín Oriental, ya que se basa la Filarmónica de Berlín Occidental. Otras orquestas sinfónicas de Berlín incluyen la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín, la Deutsches Symphonie Orchester de Berlín.

Berlín cuenta con varios monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: