Cómo moverse en Berlín

Tranvía en Berlín cerca del Instituto Cervantes. ©Íñigo Pedrueza.

Berlín es una ciudad enorme y, sin embargo, muy manejable. Puede hacer uso del autobús, tranvía, tren y metro para desplazarse. Con todo el numero de paradas y la cadencia no es tan grande como en Barcelona o Madrid por ejemplo. Sin embargo, el mejor método y el más agradable es la bicicleta.

En bicicleta.

La bicicleta es una manera excelente de recorrer Berlín. Berlín tiene pocas cuestas y cuenta con muchos carriles bici (Radwege). Todas las calles cuentan con su zona para bicis por lo que hay que circular por donde se debe y prestar atención a las normas de circulación.

Los coches son bastante respetuosos y existen innumerables lugares donde dejar las bicis con el candado. Para alquilar no hay ningún problema hay lugares en toda la ciudad y los precios son muy baratos. No hay que esperar a que llegue el autobus o el metro.

Berlín en bici, como debe de ser. ©Iñigo Pedrueza.
Berlín en bici, como debe de ser. ©Iñigo Pedrueza.

El transporte público.

Berlín, utiliza un sistema de zonas. Es poco probable que necesite ir más allá de la zona A y B, salvo en los viajes a Potsdam o el aeropuerto de Schönefeld (SXF). Si llega en avión probablemente necesite un billete para llegar al centro y a us alojamiento. Lo más interesante es comprar un pase para toda la duración del viaje si piensa usar el transporte público. O, si piensa alquilar una bici,  lo mejor es comprar un billete simple hasta el centro y luego alquilar una bici.

El sistema de transporte público (U, S-Bahn, autobús, tranvía) utiliza un billete común. Hay varias opciones disponibles para viajes ilimitados:

– La Tageskarte (tarjeta diaria).
– La cuádruple tarjeta “4 Fahrten Karte” (4 viajes individuales comprados a la vez por un precio reducido).
– La CityTourCard Berlín: billete válido para todos los servicios de transporte público en Berlín, Potsdam y sus alrededores y una tarjeta de descuento para los muchos atractivos turísticos.
– La Isla de los Museos CityTourCard Berlín: válida durante 72 horas en la zona AB con libre acceso a todos los museos.
– La Berlin WelcomeCard, para dos o 3 días y con descuentos en muchas de las atracciones turísticas de Berlín.
– El Pase Semanal .
– El Billete para grupos pequeños, para un máximo de cinco personas.

En tren.

Los trenes de cercanías que circulan por Berlín los  S-Bahn, son muy eficientes. Los trenes pasan aproximadamente cada 10 minutos durante el día, cada 5 minutos durante la hora punta y cada 20 minutos durante la noche y en fines de semana. Sin embargo no hay muchas estaciones y se encuentran relativamente lejos las unas de las otras.

En metro.

El Metro de Berlín U-Bahn cuenta con varias líneas que circulan sobre viaductos lo que nos da una idea de la ciudad, y al mismo tiempo es un circuito casi gratis. La cadencia y la distancia entre las estaciones y los lugares de visita nos inclinan una vez más a escoger la bici, si es posible.

En tranvía.

Los tranvías están en su mayoría al este de Berlín, ya que en el oeste las líneas de tranvía fueron retiradas para facilitar el tráfico de más vehículos. Puede comprar el billete en el interior del tranvía.

En autobús.

Aunque los autobuses son la forma más lenta de transporte público, los autobuses amarillos de dos pisos son parte del paisaje de tránsito de Berlín y que le llevará a casi cualquier lugar de Berlín. Suele haber mucha gente y no hay sitio para sentarse. La verdad es que no nos gustan mucho, ¡preferimos la bici!.

La línea de autobús más famosa, sobre todo para los turistas, es la ruta de autobús 100, que sale de la estación Zoo (“Berlin Zoologischer Garten”) o -si usted desea ir a la inversa- Alexanderplatz.

En Taxi.

Los servicios de taxi también son fáciles de usar y un poco menos caros que en muchas otras grandes ciudades de Europa Central. Puede llamar a un taxi (la luz amarilla en la parte superior muestra la cabina está disponible), o una parada de taxis (Taxistand).