Gastronomía bávara

Asado de Cerdo y Knödel, plato típico de la gastronmía de Baviera
Asado de Cerdo y Knödel, plato típico de la gastronmía de Baviera

El sabor de Baviera es sinónimo de deliciosos platos y recetas reconocidas a nivel mundial. Además de su exquisita gastronomía, Baviera nos ofrece una cerveza única y vinos extraordinarios.

La cocina bávara es simple y originariamente rústica. Se caracteriza sobretodo por platos de carne y asados, albóndigas y pastelería.

La gastronomía bávara evolucionó gracias a los Duques de Baviera, con los Wittelsbachs en cabeza, que refinaron este tipo de cocina para adaptarlo a la Corte. Esta cocina rápidamente llegó a las casas de los civiles, especialmente de aquellos que vivían en la ciudad. La vieja cocina bávara está directamente relacionada a la cocina de Bohemia y Austria.

La tribu Altbayern (Vieja Baviera) tenía un contacto muy amplio con sus vecinos debido a la proximidad, en términos de lenguaje, cultura y política. Este intercambio se produjo también en la cocina. Las otras dos tribus, los Franconia y los Suevos, han desarrollado sus propios platos característicos.

En Baviera, cada región tiene sus propios productos típicos. En Allgäu y en Baviera-Suabia, el asado se sirve con fideos Spätzle; en la Alta Baviera encontramos Semmelknödel, una bola de masa de un tipo de pan, mientras que en Franconia, estás bolitas se rellenan con picatostes.

Las ciudades también tienen sus especialidades: Múnich ofrece  sus salchichas Weißwurst, Núremberg y Ratisbona tienen el Bratwurst. Los que prefieren el pescado, pueden saborear la carpa del río Aisch o la trucha del Starnberger See.

Las bebidas coinciden con la comida de la región. Una cerveza es perfecta en cualquier ocasión en Baviera. En el norte de Baviera, se prefiere Pilsner más seco, mientras que en el Sur, la preferencia es un estilo ligeramente malteado de cerveza Lager.

El espumoso Weißbier es muy popular en toda Baviera. En los jardines de la cerveza y en las ferias es costumbre pedir una “Maß”, es decir un litro para disfrutar con tu merienda.

El vino de Franconia lo encontramos normalmente en una botella redondeada, con  Häckerbrotzeit y Meefischle (pequeños peces del río Meno). El más popular es el ligeramente aromático Müller-Thurgau, seguido por el suave Silvaner y el Riesling picante. Entre los vinos tintos, el Spätburgunder es el número uno.