Aachen – Aquisgrán

Aachen, también conocida en español como Aquisgrán -o Baños de Aquisgrán- es una de las ciudades más interesantes de la región occidental de Westfalia – Renania del Norte de Alemania.

Catedral de Aachen
Catedral de Aachen

Historia de Aachen

En francés se la conoce como Aix-la-Chapelle, y el origen le proviene del latín Aquisgranum, aguas del dios celta Granum al que se le veneraba por las aguas termales que brotaban de la tierra, y su capacidad de curación.

Los romanos, al igual que hicieron el otros partes de su extenso imperio, se aprovecharon de la bondad termal de sus aguas y construyeron un complejo de termas que incluso sobrevivió a su declive, y que fue heredado por los francos.

Aachen se convirtió durante el reinado de Carlo Magno en el centro del imperio de los francos, ciudad de coronación durante siglos, residencia de una de las figuras más destacadas de la Edad Media Europea. Muchos han tomado el testigo del emperador, erigiéndolo como el gobernante ideal, el cruzado de la religión católica, santo, alemán y paradigma de la Europa del siglo XXI.

Hoy Aachen es una ciudad muy viva, movida por la savia de los estudiantes de sus universidades, algunas de las más prestigiosas de Alemania, y donde su población disfruta mucho por las calles de compras y por supuesto en sus bares.

Que ver en Aachen

Aachen se recorre fácilmente a pie, sin necesidad de usar transporte público, y de hecho es lo que permite fijarse en muchos detalles que pasando desapercibidos para los turistas “ansiosos” que solo llegan para ver la catedral y continuar el viaje. Aachen bien merece un par de días, un fin de semana para disfrutar de sus monumentos, de su historia, de sus rincones menos conocidos y de la amabilidad de sus gentes.

La ruta de Carlomagno permite conocer Aachen desde el punto de vista histórico y urbanístico, con un recorrido por los lugares más emblemáticos de la ciudad que guardan relación con el rey franco.

Igualmente interesante es la ruta de las Fuentes de Aachen. “Ciudad del agua” recordemos, las fuentes son a la vez un instrumento para conocer a personajes de la sociedad local, famosos a lo largo de los siglos, como una de las más fotografiadas, la Brunnen “Kreislauf des Geldes” (Fuente del ciclo del dinero). Es importante saber que durante el famoso carnaval, las fuentes son literalmente cubiertas para protegerlas de la “barbarie”, y que los museos permanecen cerrados.

La catedral de Aachen

Aunque lo que hoy tenemos ante nuestros ojos haya sido el fruto de una intensa restauración, la síntesis y simbiosis de estilos de la catedral de Aachen (construida a finales del siglo VIII) guardan la misma esencia. Patrimonio Unesco de la Humanidad (fue el primer lugar en Alemania en recibir esta distinción), la planta octogonal en la entrada de la catedral, con la forma de un baptisterio, es un crisol arquitectónico de una belleza incuestionable. Por por momentos el viajero se siente en la Mezquita de Córdoba, y al instante viaja hasta la catedral de Monreale o el Palazzo Normando en Sicilia. En este espacio los reyes francos eran coronados.

En el segundo piso de la catedral se encuentra un trono atribuido a Carlo Magno, pero imposible de verificarlo a falta de testimonios escritos. Los reyes francos que le sucedieron si que lo utilizaron como símbolo de continuidad del gran poder que había concentrado su predecesor. El trono carece de adornos, formado por placas de mármol blanco que se dice que llegaron de la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén portadas por cruzados.

Domschatzkammer – Tesoro de la catedral

El tesoro de la catedral, con su conjunto de reliquias envueltas en “piel de oro” ha sido desde la Edad Media, polo de las peregrinaciones religiosas que se suceden cada siete años. Aquí, -como en otros tantos lugares como Santiago de Compostela o Turín- se fundamentó el “marketing turístico” muchos siglos antes de que naciera. Las reliquias de la Virgen María y Jesús, figuras de la cristiandad hacen que fieles de todo el mundo acudan en masa a Aachen.

Rathaus – Ayuntamiento

El Rathaus con dos pináculos desafiando la altura de la Catedral es uno de los ejemplos arquitectónicos de poder civil más bellos del centro de Europa. Construido en el siglo XIV aprovechando las murallas del palacio carolingio (cuya base aún se pueden distinguir en la torre de la izquierda), su estilo neogótico del exterior choca con los interiores barrocos, cargados de exuberancia.

Elisenbrunnen

A la Elisenbrunnen llegaban los aristócratas, reyes y emperadores que aquejados de alguna enfermedad, acudían a Aachen para tratarse con sus aguas termales. Hoy las placas listan los nombres de algunos de ellos, personajes célebres o simplemente acaudaladas figuras. En el subsuelo los arqueólogos encontraron el recinto termal romano, del que se puede ver una parte a través de la vitrina que protege el estrato de superposiciones históricas, que va desde la Edad de Piedra, con la producción de herramientas del silex local.

Ponttor

No lejos del centro se llega por la calle Pontstraße se llega a Ponttor, una de las entradas a la ciudad que sobrevivió a la destrucción de las murallas.

Museos de Aachen

Los museos de Aachen permiten conocer en profundidad la historia de la ciudad, y especialmente la figura de Carlo Magno. El tesoro de la catedral recoge piezas de arte sacro únicas, como el busto de Carlomagno o la Cruz de Lothair, además del sarcófago de Perséfone, donde se enterró al emperador carolingio.

El moderno Centre Charlemagne – Neues Stadtmuseum, situado entre el Rathaus (ayuntamiento) y la Catedral ofrece un recorrido histórico desde la formación de la ciudad romana, el periodo carolingio, y la ocupación napoleónica tras la Revolución Francesa.

Dentro de la ruta de Carlomagno también se llega a históricos edificios como el Grashaus, el más antiguo de la ciudad, en otro tiempo ayuntamiento, juzgado e incluso prisión y archivo de la ciudad.

Otros museos notables son el Couven Museum, con una colección de objetos de arte neoclásico y Rococó, entre los que se exhiben muebles, cerámicas, piezas de cristal y porcelanas; el Internationales Zeitungsmuseum centrado en la historia de los medios de comunicación, sobre todo en el periódico, y cuyos fondos superan los 300 mil diarios impresos durante cinco siglos; o el Ludwig Forum für Internationale Kunst centrado en el arte contemporáneo europeo y americano a partir de 1960 y donde las obras de Andy Warhol o Basquiat le dan renombre. No es menos importante el Suermondt Ludwig Museum, con una colección de obras de arte de Rembrandt, Dürer, Zurbarán o Cranach, y un arco temporal que va desde la edad Media hasta los inicios del siglo XX.

Además de la sombra de Carlo Magno, otra bien distinta es la de la leyenda del Bahkauv, un monstruo mitológico, cuya estatua podemos ver en la plaza del mismo nombre, que se “nutría” de los borrachos que llegaban en horas intempestivas a su casa de regreso de los bares de Aquisgrán.

Actividades – Que hacer en Aachen

Las termas y balnearios de Aachen son sin duda de visita imprescindible. Una de ellas Carolus Thermen Bad dispone de unas instalaciones modernas y perfectas para conocer las bonanzas de las aguas termales, incluyendo la sauna báltica.

En los cafés y pubs de Aachen se disfruta de dos de los “orgullos” de la región, los dulces que son verdaderos homenajes visuales en los escaparates de las chocolaterías (destacando los “Printen”), y las cervezas, en lugares con encanto como Domkeller.

Desde Aachen también se pueden llevar a cabo rutas en bicicleta hasta Maastricht, pasando la invisible frontera con Holanda. Otra excursión recomendable es el del pueblo de Stolberg, conocida como la ciudad de cobre.

Alojamiento en Aachen



Booking.com

Mapa de Aachen

Mapa turístico con los monumentos de Aachen
Mapa turístico con los monumentos de Aachen

Fiestas y eventos en Aachen

En Aachen todo el año hay motivos para celebrar algo, desde el Carnaval y los desfiles de febrero, pasando por el torneo hípico CHIO, el Mercado de Artesanos Europeos (Kunsthandwerker) o los mercadillos de navidad.

Como llegar a Aachen

Los aeropuertos de Düsseñdorf o de Bonn / Köln son las dos opciones más cercanas en territorio alemán. Mientras que el aeropuerto de Maastrich en Holanda es otra alternativa.

El tren es otra de las opciones de transporte si ya estamos en ciudades como Bruselas, Rotterdam, o Colonia, desde donde parten o continúan numerosos trenes regionales de la red de ferrocarriles nacionales Deutsche Bahn. Desde Colonia el tiempo aproximado es de una hora.

Oficinas de Turismo en Aachen

La oficina de turismo Aachen tourist service – Tourist Info Elisenbrunnen se halla en la calle Friedrich-Wilhelm-Platz, 52062 Hay guías en diferentes idiomas, incluidos tours en español por la ciudad y sus monumentos principales.

mail: info@aachen-tourismus.de

Horario:
De lunes a viernes: 10.00 a.m. – 18.00 p.m.
Sábado 10.00 a.m. – 14:00 p.m.